Blog

EL PROBLEMA DE CONTRATAR PLANES DE ABASTECIMIENTO PAGANDO CUOTAS MENSUALES

Hay marcas y empresas que te ofrecen planes de suministro de consumibles originales con el compromiso de pago de una cuota mensual. La ventaja es evidente: la comodidad de no salir a comprar cartuchos y de no tener que preocuparte de quedarte sin ellos y no poder imprimir. Pero hay un claro inconveniente: no todos los meses se imprime lo mismo, unos meses se imprime más y otros menos, o incluso hay meses que no se imprime nada. Las empresas que ofrecen estos planes lo saben y, por estadística, tienen constancia de que al cabo del año les resulta más rentable este sistema de cobro seguro que esperar a que el cliente compre según sus necesidades. Porque habrá meses que compre más, pero otros que no compre nada. Con el programa que HP ofrece en sus últimas impresoras o equipos multifuncionales, el HP Instant Ink, este fabricante pretende conseguir unos ingresos garantizados mes a mes de los clientes suscriptores del servicio, con la seguridad de que no todos los meses van a imprimir, pero sí van a pagar. Es una idea estupenda para HP, pero no siempre para los usuarios del servicio.

Entonces… ¿qué hacer??

Solución: el cliente debería escoger o no esa forma de reposición de cartuchos si realmente le interesa, y no siempre será así. Por ejemplo, si un usuario puede pasar varios meses al año (intermitentes o continuados) sin imprimir, con este sistema pierde dinero. Y también pierde dinero con este sistema un usuario que imprime mucho, porque el fabricante le suministra cartuchos originales XL, con un coste de impresión por página más bajo que los normales, pero no tan bajo como el que tendría usando cartuchos XL genéricos compatibles, cuyo coste de impresión es todavía mucho menor que el de los originales XL. Esto hay que tenerlo en cuenta, porque en el mercado hay cartuchos de tinta y tóner genéricos compatibles con buena calidad y precios mucho más bajos.

Es decir, estimado cliente o lector, compra según tus necesidades, cuando quieras y lo que quieras, ya sea originales o compatibles de alta capacidad, porque, sin lugar a dudas, ésa es la forma más inteligente de ahorrar dinero: ajustando la compra a tu volumen de impresión… y no ajustando tu volumen de impresión a ninguna cuota mensual pre-establecida que te propongan otros.